Podología

El cuidado del pie a lo largo de nuestra vida es de vital importancia. Los pies sufren continuamente impactos con mucha carga (peso corporal) como consecuencia de nuestro caminar y con mayor intensidad con el ejercicio físico (deporte). 

Una pisada inadecuada repercute de manera negativa a la biomecánica completa de nuestro cuerpo, llegando a provocar descompensaciones y como consecuencia derivará a lesiones tanto a nivel óseo, muscular, tendinoso y articular en los pies, tobillos, rodillas, caderas, espalda, cervicales.

Para cuidar la pisada tratando la lesión o previniéndolo de ella misma, es necesario llevar a cabo una evaluación de la estructura física del pie y estudio biomecánico de la pisada. En función del diagnóstico se aconsejará un tratamiento con plantillas personalizadas y/o bien un tratamiento de readaptación (rehabilitación) por medio de ejercicios físicos específicos.